Vigilia Pascual

“¡Qué noche tan dichosa! Sólo ella conoció el momento en que Cristo resucitó de entre los muertos! Esta es la noche de la que estaba escrito: “ Será la noche clara como el día…! Queridos, hermanos, dejémonos empapar por los grandes signos de esta celebración litúrgica: la oscuridad, la Luz, el canto, el aleluya, la Palabra, el color, las flores, los olores, la asamblea reunida, el pan partido y compartido…Dejémonos sorprender por todo cuanto vemos y tocamos en esta celebración cargada de simbolismo.

En esta noche, el Señor (el Kyrios), se hace acontecimiento para nosotros y la fuerza salvadora del Resucitado se hace vida de nuestra vida, activando en nosotros, la fuerza de lo nuevo, la potencia de lo mejor de nosotros mismos, “porque si hemos muerto con El en una muerte como la suya, también hemos de resucitar a una vida nueva como la suya,” porque “La vida no termina, se transforma”, como cantamos en uno de los prefacios de las misas de difuntos.

En esta noche, la Iglesia, en un alarde creativo como nunca, nos lo quiere hacer sentir, visibilizar, captar con todos nuestros sentidos…Me gustaría repasar brevemente con ustedes sus momentos o secuencias principales:
1.- Pascua Cósmica (Paso de la oscuridad a la luz)
2.- Pascua histórica (Lecturas de la Pañlabra)
3.- Pascua eclesial (Bautismo y renovación de las promesas bautismales)
4.- Eucaristía (Pascua permanente)-

 

¡¡Feliz Pascua!!  ¡¡Alleluya!!

Escrito por

es_ESSpanish