Santa Lucía

Lucía, Santa Lucía, nació en Siracusa, ciudad de la isla italiana de Sicilia y es patrona de los ciegos, de los oftalmólogos, de las modistas y de numerosos colectivos. Pero sobre todo, es una creyente de primera línea, que forma parte del cortejo de aquellas jóvenes de las primeras generaciones cristianas, valientes y “lúcidas”, presentes en la plegaria eucarística I  (El Canon) como Santa Inés, Santa Cecilia, Santa Anastasia, Santa Agueda y otras.

Hoy el nombre de Santa Lucía está extendido por toda la tierra y, en España, el nombre de “Lucía” es el más común entre las niñas.

Santa Lucía es una de esas devociones populares que ha trascendido el marco geográfico y cultural propio y ha echado raíces en diferentes ámbitos de la cultura universal: la música, la geografía, el foklore, etc. Y, evidentemente es invocada como intercesora ante Jesús, por miles y miles de devotos, a lo largo y ancho del mundo.

Escrito por