Lavar los pies

El lavatorio de los pies nos revela dos dimensiones claves del Evangelio de Juan: Jesús es el Siervo de Dios y es el servidor

Todo cuanto ha hecho Jesús, el siervo de Dios, está al servicio de la vida… El lavatorio anuncia ya el bautismo que nos constituye en miembros de su Cuerpo: “ Si no te lavo los pies, no tienes parte conmigo…”

Y, por otra lado, tiene, una significación ejemplar, casi sacramental…”Si yo les lavo los pies…también ustedes, deben lavarse los pies unos a otros…”

Jesús entrena a sus seguidores en el servicio a la vida…Vivir es servir. arrodillarnos ante los que viven de rodillas.

Escrito por