La pintada del 68

Mayo del 68, nos queda ya un poco lejos, pero en aquellos días la Europa tradicional temblaba. En París, estudiantes y obreros se levantaban contra el sistema y recorrían las calles levantando adoquines, buscando ese mundo nuevo que nunca acaba de llegar. Fue el tiempo de los graffitis, de pintadas y mensajes imaginativos. Uno de esos mensajes podíamos leerlo escrito a grandes trazos negros en un muro de la ciudad. Decía: «¡Viva Francisco de Asís, patrono de los anarquistas…!»

 

No sé si el que realizó aquellos trazos y dejó aquel mensaje, era consciente de la rotundidad y el contenido de aquella frase…Pero, qué duda cabe, que cuando Dios irrumpe en la vida de alguien todo lo pone patas arriba y los últimos los pone primeros…Porque Dios siempre nos sorprende. Y nos sorprende, porque todo se revoluciona cuando la aventura humana se convierte en una historia de amor.

Escrito por