Un belén diferente

El próximo viernes, 8 de diciembre, se inaugura en Asís, patria de San Francisco, gran inspirador de los belenes, uno cargado de simbolismo. Es un pesebre que rinde homenaje a los cristianos “mártires” contemporáneos que en los últimos 17 años han perdido la vida por no renegar del Evangelio. Sobre 444 casquillos de balas vacíos, yace el Niño como símbolo de esperanza, de una forma diferente de vida. Son 444, tantas como son los hombres y mujeres muertos por motivos religiosos desde el 2.000, segun datos de la agencia Fides.

Escrito por