Tiempo de la Epifanía

La celebración del nacimiento del Señor se prolonga en la fiesta de la Epifanía, del Bautismo del Señor y de la Presentación en el Templo (40 días después de su nacimiento). Con esta última celebración concluye idealmente el tiempo natalicio según la antigua tradición de la Iglesia de Jerusalén, testimoniada por Egeria. En la actual ordenación del Calendario litúrgico, después de la celebración del Bautismo del Señor (el domingo siguiente a la fiesta de Reyes), comienza el tiempo ordinario en los días feriales y en los domingos del año.

Escrito por