San Pablo VI

Hoy la Iglesia celebra, por primera vez después de su canonización (14 octubre 2018), la fiesta litúrgica de San Pablo VI, el gran Papa del Concilio Vaticano II y de la “experiencia total” de santidad. Esta fecha no coincide con el día de su muerte (como es habitual), porque murió el 8 de agosto, fiesta de la Transfiguración del Señor y se eligió el 29 de mayo porque fue el día de su ordenación presbiteral en el año 1920.

Podemos decir, por ello, que el colectivo de presbíteros tenemos a partir de entonces, un santo más en el cielo, pues la santidad de Pablo VI consistió, sin duda, en vivir de forma excepcional “su vocación como sacerdote, como obispo y como Papa.” El sacerdote – así lo definió Pablo VI – es y debe ser “un atleta del espíritu.”

En esta primera memoria litúrgica queremos recuperar esta imagen…¡Lo necesitamos!.

Escrito por