San Pablo VI, 29 de mayo

El Papa Francisco ha fijado la memoria litúrgica de San Pablo VI, el 29 de mayo. De ordinario la memoria de los santos se fija el día de su muerte o en una fecha cercana, pero como el Papa murió el 6 de agosto – Transfiguración del Señor, –  el Santo Padre determina que la fiesta del Papa Pablo Vi sea obligatoria en el Calendario de la Iglesia de Rito Romano en una fecha diferente. El 29 de mayo es aquella fecha en la que Juan Bautista Montini, nacido el 26 de septiembre de 1897 en Concesio (Brescia), fue ordenado sacerdote.

El recuerdo anual de Pablo VI es sólo una pequeña deuda de afecto y gratitud hacia un hombre que ha aportado tanto a la Iglesia del siglo XX y sigue aportando a esa misma Iglesia que camina por  los nuevos senderos del siglo XXI. Es poca cosa esta memoria anual, pero su sentido se acrecienta si se convierte en  una invitación a recordarle de forma significativa como un Padre de la Iglesia contemporánea. Incluso podemos decir, de forma más modesta, que entrando en el Calendario litúrgico se nos presenta para hoy como maestro de fe y de sabiduría.

Es importante ponernos a la escucha de los testigos de la fe para así aprender a descifrar el enigma de un tiempo enfermo de “ presentismo”. También nosotros los creyentes podemos caer en ese error y quedarnos atrapados por  lo inmediato. Prisioneros de un presente sin memoria y sin proyecto.

Escrito por