La palabra de Francisco

Decir «siempre se ha hecho así» es un pecado de idolatría. La vía es abrir el corazón al Espíritu Santo y discernir qué quiere Dios».

Escrito por