Campeones

“No dejemos a nadie atrás”, este es el eslogan de la Jornada mundial sobre el Síndrome de Down, que se celebra hoy. Una consigna que nos pone de manifiesto hasta qué punto estamos lejos todavía de los objetivos de pleno respeto e igualdad de oportunidades para todos.

Mientras en el mundo sea necesario recordar y exigir una Jornada así, se evidencia que todavía tenemos mucho trabajo por delante para lograr el reconocimiento y la valoración de la diversidad .

El tema de la Jornada de este año retoma los objetivos de la Agenda 2030 de la ONU para el desarrollo sostenible, un proyecto global de actuación que incluye “no dejar atrás, a nadie”.

Este es un mensaje que vale para todos, superando toda noción de diversidad.

Escrito por