Himno de Nona

Levantaron sus ojos los pueblos
a la hora de Nona.

Contemplaron al que traspasaron
a la hora de Nona.

Del costado manó sangre y agua
a la hora de Nona.

Quien lo vio es el que da testimonio
a la hora de Nona.

Hora de gracia (…)

(Liturgia de las Horas. Himno de Nona, Viernes III de Pascua)

Escrito por