El Niño Jesús Enfermero

Un título realmente novedoso. Nos llega de lejos, de aquel monasterio de damas pobres de Santa Clara, que se levantaba frente a nuestra parroquia y de dimensiones fuera de lo común. Con el estilo propio de los monasterios que en Canarias se levantaron en aquel tiempo (siglo XVII), ocupaba una superficie que iba desde la actual Alameda de Colón hasta la calle La Peregrina.

Es un lienzo con una historia un tanto curiosa que D. José M. Alzola describió en un libro dedicado al Santo Niño Enfermero. Ese lienzo ocupó un espacio importante en la antigua enfermería del convento, de ahí el nombre de Enfermero y luego, por los muchos milagros que se contaban y trascendían al pueblo, las religiosas se sintieron obligadas a exponerlo en la antigua Iglesia del Monasterio que daba a la actual calle Malteses. Allí la devoción de la ciudad se hizo todavía más patente y, después de la expulsión de las religiosas, el lienzo quedó en la Iglesia parroquial, donde actualmente se venera.

Esta devoción, propia de las corrientes monacales de aquella época, hace alusión a la dimensión sanatoria de Cristo. Pasó por la vida curando toda dolencia. Hoy le veneramos en un hermosísimo marco en la capilla del Santísimo de la Parroquia. El próximo domingo, a las 19 h concluiremos con una Misa Solemne presidida por D. Andrés Rodríguez, el Triduo que en  honor del "Divino Niño" (nombre con el que también se conocía esta imagen) comenzará el viernes, antes de la Misa vespertina.

Escrito por