El mar llega al Vaticano

La fachada de la basílica de San Pedro cubierta con un trozo de mar, donde una bancada de peces azules se confunde con un bosque de corales, es algo inédito y espectacular. Iluminada por centenares de candelas son una escena de película. En realidad es consecuencia de los efectos visuales de “Fiat lux: iluminar nuestra casa común”, una instalación de luz y sonido inspirada en los temas de la encíclica “Laudato si” del Papa Francisco, que fue presentada la misma tarde noche del pasado 8 de diciembre, apertura del Año Jubilar sobre la Misericordia.

La proyección es una obra de arte, inspirada en los cambios del cambio climático. Por cierto, tratado en la cumbre de París de esta pasada semana y que augura un tiempo nuevo de cara al futuro. Eso, al menos es lo que esperamos, aunque habrá que estar muy atentos para ver en qué para todo y, al mismo tiempo, colaborar para empujar en la dirección adecuada.

Escrito por