El despilfarro

El lema «Una sola familia humana, alimentos para todos» nos habla de justicia pero también de solidaridad. El ambicioso objetivo de esta campaña es terminar con el hambre el año 2025. La iniciativa que ampliamos en «Aula de formación» en esta misma portada, cuenta con el apoyo de otras organizaciones de Iglesia (en España además de Caritas, Manos Unidas, Obras Misionales Pontificias o REDES) trata de concienciar y despertar una respuesta eficaz al escándalo de los más de mil millones de personas que mueren actualmente de hambre. «No podemos mirar a otra parte – afirma el Papa Francisco – fingiendo que el problema no existe. Los alimentos que hay a disposición hoy en el mundo bastaría para quitar el hambre a todos». En opinión del Paspa esta urgencia reclama un lugar en el corazón de cada hombre. No sólo para compartir lo que se tiene, sino para ser «promotores de una auténtica cooperación con los pobres, para que, a través de los frutos del trabajo de ellos y de nuestro trabajo, podamos vivir una vida digna».

La otra cara de la moneda: el despilfarro alimentario

* 1.300 millones de toneladas es la cantidad de alimentos humanos que, según la FAO,acabará en la basura este año en el mundo. Si en la UE y en EEUU se tiran, de media, 115 kilos por personas, en los países en desarrollo sólo se desperdician seis.
* 250 euros es el dinero que cada español gasta en comida comestible que tira al cubo de la basura cada año, según el estudio «Save Food» de Albal. En total, tres millones de toneladas desaprovechadas por una mala gestión del gasto familiar.
* 675 trillones de litros de agua potable se derrocha en el planeta para irrigar cultivos y pastos cuyos frutos acaban en el vertedero sin consumir. Darían para un consumo diario de 200 litros per cápita para 9.OOO millones de personas, muchos más de los que somos.
* Entre 1961 y 1992 el precio de la comida bajó un 47% como resultado del abaratamiento generado por la producción insdustrial de alimentos.

Escrito por