Cuaresma 2019

El mensaje del Papa para la Cuaresma 2019 es una invitación a sentirnos personas nuevas, sintiéndonos al cien por cien parte de la creación. En esto insiste el mismo título de la reflexión, sacado de la carta a los Romanos.
Francisco invita, incluso, a vivir los típicos comportamientos de este camino hacia la pascua – el ayuno, la oración y la limosna – desde esta perspectiva.

“Ayunar, es aprender a cambiar nuestra relación con los otros y con las criaturas: de la tentación de “devorar” todo para saciar nuestra glotonería, pasar a ser capaces de sufrir por amor, por aquello que realmente puede saciar el vacío de nuestro corazón.

Orar para lograr renunciar a la idolatría y a la autosuficiencia de nuestro “yo”, y declararnos necesitados del Señor y de su misericordia.

Dar limosna para salir de la insensatez de vivir acumulando todo para nosotros mismos, con la ilusión de asegurarnos un futuro que no nos pertenece.

De esta forma lograremos reencontrarnos con el proyecto que Dios ha puesto en la creación entera y en nuestro corazón, que consiste en amarle a Él, amar a nuestros hermanos, al mundo entero y encontrar así la felicidad”
Se trata de vivir como hijos de Dio, como personas redimidas, para hacer el bien también a lo creado. Por tanto, no a la lógica del todo inmediatamente, de todo cada vez más que abandonando la ley de Dios, sólo nos conduce a devorarlo todo, a un bienestar desmedido, que nos vuelve indiferentes al bien de los demás y, a menudo, a nuestro propio bien.

Escrito por