Yo soy el Pan vivo (Corpus)


Celebramos hoy la fiesta del Cuerpo de Cristo (Corpus Christi), la fiesta de la Eucaristía. Acabamos de escuchar la Palabra de Dios. Una Palabra que Jesús pronuncia en la sinagoga de Cafarnaúm. Posiblemente su discurso más rompedor: “Coman mi carne…beban mi sangre.”.

Jesús habla como quien está convencido de que tiene la clave de la vida, como quien tiene algo que es capaz de darle a la vida significado y futuro. Y repite e insiste en la misma idea («Comer su carne y beber su sangre»), a pesar de los estragos que sus palabras producen en algunos.


Cuando hablamos de pan, todos sabemos de inmediato a qué nos referimos…pero hablar de “Pan vivo” no es normal. Esta expresión “pan vivo” es una genialidad de Cristo.


El pan es una realidad humana que todos identificamos enseguida… Y es tan común que con esta palabra expresamos casi todo aquello que nos hace vivir o nos resta vida: Por ejemplo, hablamos de “ganarse el pan” cuando queremos referirnos a la necesidad de trabajar para vivir o subrayamos la buena suerte de alguien al nacer diciendo que “trae un pan bajo el brazo”, también nos referimos a alguien de carácter difícil con la frase “es un pan duro de roer” o, todo lo contrario, decimos que es un “pedazo de pan” o un “pan bendito” cuando queremos poner de relieve que es servicial, dulce, asequible. Con la palabra “Pan” decimos, pues, muchas cosas.


¿Qué querrá decirnos Jesús con la expresión Yo soy el “Pan vivo”? ¿Qué significa acercamos a celebrar, a compartir y a comulgar juntos, cada domingo, este pan?.


La invitación de Jesús (“Coman mi carne y beban mi sangre” ) desconcierta a sus enemigos, también a sus amigos, pero  Jesús no retira de lo dicho, ni una sola palabra; aún más,  subraya hasta ocho veces lo mismo, e insiste sobre el motivo : «para vivir,» para vivir de verdad, tienen que comer este pan.


El Señor no está invitándonos con sus palabras a cumplir con un rito litúrgico, tampoco está hablando de los sagrarios, está hablando de su persona, de su vida, de su existencia…Está hablando del “sacramento” de su persona.


“Coman mi cuerpo…beban mi sangre”, Jesús pretende convencernos de que si queremos vivir de verdad, en nuestras propias venas debe correr su propia sangre y en nuestro corazón debe echar raíces su coraje: Dios ha de habitar cada fibra de nuestra vida, como habita cada fibra de la suya.“ Comer y Beber” el pan de la vida es comer y beber su misma vida…Significa identificarnos con El.
Y esto no se reduce a venir a Misa, porque este Pan que es Cristo se expande por el altar del mundo y se disemina por todo el planeta.

“Como y bebo” de este pan también, cuando me identifico en las diferentes situaciones de la vida con las actitudes de Cristo, cuando me preocupo con ternura terca de las necesidades de los demás, cuando me ocupo con pasión de esta tierra que habito e incluso cuando me cuido a mí mismo. También esto es comer el Pan de la vida.


Jesús lo afirma con rotundidad: “Quien come mi carne y bebe mi sangre permanece “en” mí y yo “en” él.” Toda la riqueza del Misterio de Dios está en esta frase: cuando comulgo con Cristo me convierto en El y El se convierte en mi.

El evangelio es de una simplicidad pasmosa: “Cristo en mí y yo en Cristo”.


Son palabras que suenan a declaración de amor, y lo son. Jesús viene a decirnos: “Yo quiero estar en tus manos como regalo, yo quiero estar en tu boca como pan, yo quiero moverme en lo más íntimo de ti como tu sangre, quiero ser respiración y aliento en tus pulmones…Tú en mí y yo en ti”.  Esto es comulgar… ¡Nada menos que esto!


Ojalá ninguno de nosotros dejemos este mundo sin vivir este milagro: experimentar a Cristo como Pan vivo, como energía  y convertirnos, a su vez,comulgándole, en pan vivo, en pan bendito para los demás.


¿Podríamos encontrar mejor custodia para pasear al Señor por nuestras calles y manifestarle a los demás? ¿Cómo hacer con nuestras vidas, una custodia que haga presente a Dios en las calles y en  la actividad de nuestras ciudades, no sólo el día de Corpus, sino también en el resto del año?

Escrito por