Corpus Christi

 

La fiesta del Corpus es una de las solemnidades del Señor más populares a nivel del pueblo cristiano. Tanto por su significado, que remite a la presencia real de Cristo en la Eucaristía, como por su forma de celebrarla.

Los orígenes de esta fiesta hay que buscarlos en el movimiento de adhesión y afirmación de la presencia real de Cristo en al Santísimo Sacramento que se pone en marcha en el siglo XI. En parte, un movimiento, reacción, a la herejía de Berengario de Tours que negaba la presencia real de Cristo en la Eucaristía.

Por primera vez, se celebró esta fiesta en Lieja (Bégica) en el año 1247 y el Papa Urbano IV la extendió a toda la Iglesia.

El antiguo formulario del oficio y misa del Corpus, se atribuye a Santo Tomás de Aquino, pero el que ha llegado a nosotros ha sido mutilado y reformulado a lo largo del tiempo. No obstante la fiesta se ha enriquecido con nuevos prefacios de la Eucaristía.

Esta fiesta, celebrada, en principio, el jueves siguiente a la Santísima Trinidad, ha sido trasladada en la mayoría de países católicos, al domingo siguiente. La Procesión con el Santísimo, típicamente católica, es una especie de ritualización de la gran verdad que esta fiesta quiere resaltar: la presencia real y permanente del Cuerpo y Sangre de Cristo, el culto de adoración al Santísimo Sacramento y la compañía del Enmanuel (Dios con nosotros) que camina con nosotros por las calles de la historia.

En este día, Caritas, celebra su Jornada Nacional. Es una forma de resaltar también que Cristo Eucaristía siempre nos remite al otro, especialmente al más necesitado. “Tu compromiso mejora al mundo” dice el lema de la campaña de este año.

Escrito por