Con Barcelona!

Frente al horror y la muerte, las ganas de vivir y dejar vivir. Nuestra oración por las víctimas del atentado en Barcelona, por sus familias y por todas las víctimas de la intolerancia y el desprecio al otro. Que el Dios de la vida ilumine la mente de todos aquellos que lo invocan para matar. ¡Dios no es Dios de muertos sino de vivos!. Para todos aquellos que sufren, nuestra solidaridad y reafirmarnos en nuestra decisión de construir una sociedad libre y abierta. Nuestros valores no pasarán, no tenemos miedo.

Escrito por