Arriesgar por Cristo

En la Jornada de oración por las vocaciones, el Papa Francisco ha ordenado en la Basílica de San Pedro 19 nuevos sacerdotes. El rito ha tenido lugar en este domingo IV de Pascua, domingo del Buen Pastor.

En su homilía el Papa ha pedido a los jóvenes no ser sordos a la llamada del Señor: “ Si el Señor les llama por este camino – ha dicho el Papa – no abandonen los remos en la barca, confíen en El… La Iglesia tiene necesidad de una pastoral juvenil que ayude al descubrimiento del proyecto de Dios, especialmente a través de la oración, de la meditación, de la adoración y del acompañamiento espiritual.”

En línea con las conclusiones del Sínodo de jóvenes del pasado curso y de la Jornada Mundial de la Juventud de Panamá, el sucesor de Pedro lanza una particular exhortación a todos: “No se dejen contagiar por el miedo que nos paraliza ante los caminos que el Señor nos propone….A aquellos que dejan las redes y las barcas para seguirlo, el Señor promete el gozo de una nueva vida que colma el corazón y anima el caminar…La llamada de Dios no es una injerencia en nuestra libertad…No es una mochila o un peso que nos carga a las espaldas…Se trata, más bien, de una iniciativa amorosa con la que Dios nos sale al encuentro y nos invita a entrar en un gran proyecto, del que quiere hacernos partícipes, abriéndonos el horizonte de un mar más amplio y de una pesca más abundante”.

Escrito por