Proyecto Cuaresmal

 

Un año más, en Cuaresma, hemos presentado una actividad pascual que nos ayude a verificar el mundo de nuestros deseos:” Transitar”, dando la mano a los que están al margen. Este año el proyecto asumido nos habla de mujeres, en muchas partes del mundo, pobres entre los pobres.

En la Iglesia, junto al lugar donde comulgamos con Cristo en el sacramento, hemos colocado, como en años anteriores, la Hucha Cuaresmal. Es un punto de confluencia y de encuentro con Cristo eucaristía y con el necesitado. La Eucaristía nos remite a darnos y el compartir con el pobre nos remite a la Eucaristía como autentificación del sacramento.

El proyecto para esta Cuaresma 2019 tiene como objetivo a la mujer en una zona muy deprimida de la India (Uttar Pradesh, en el norte de este inmenso país). Las metas que se propone el proyecto son variadas: mejorar las condiciones higiénicas y sanitarias de las mujeres, vacunación de niñas y seguimiento de embarazadas, organización comunitaria del colectivo, capacitación de chicas con programas concretos de cara a la generación de ingresos propios, fomento de agricultura orgánica….un amplio panorama en el que está comprometida Manos Unidas y con quien queremos colaborar con las garantías propias de esta ONG de la Iglesia.

Las beneficiarias del proyecto ascienden a 4.000 mujeres jóvenes, alcanzando indirectamente hasta 24.000 personas. El proyecto dura tres años y, en su totalidad, asciende a 71.904 euros. Con este proyecto queremos colaborar, dándole así, a nuestras penitencias y “limosnas” cuaresmales un sentido social como nos invita a hacer la Iglesia.

Llevamos muchos años asumiendo un proyecto social. Sin ir más lejos, el pasado año nuestro gesto solidario tuvo como destinatarios a las personas atendidas en Caritas de Alepo (Siria). En la Hucha recogimos 3.500 euros, que se enviaron a Caritas de Alepo (Siria)a través de Caritas Internacional. Sin duda, un gesto pascual que dice mucho de cómo entendemos la Cuaresma. Gracias en nombre de todos cuantos han podido beneficiarse de nuestra ayuda.

Escrito por