2021, bienvenido!

 

En el inicio, María. Celebramos el título más importante que hace a María “bendita entre todas las mujeres”. María, la “Madre de Dios”. Es la primera fiesta mariana que se implantó en Occidente y es el título más hermoso que identifica a María.

Junto a la fiesta mariana, por excelencia, aunque oscurecida por el día que ocupa en el calendario, se cruzan varias festividades litúrgicas y civiles. La fiesta de la circuncisión del Señor (Octava de Navidad), la Jornada LIV mundial de la Paz y, por supuesto, el nuevo Año 2021.

El tiempo, como el rio de Heráclito sigue corriendo y ya, por mucho que bebamos del mismo rio, nunca serán las mismas aguas. Todos esperamos saltar a lo nuevo, este año como nunca. Pero, evidentemente, lo nuevo depende de nosotros. El tiempo siempre es igual y no entiende de calendarios.

Que María, el icono referencial de la madre, nos adentre en el 2021 con ganas de renacer. La vacuna que llega, como un milagro de la ciencia y de la prisa, nos mantenga la esperanza. Es posible dejar atrás las hojas del calendario, arrancar hojas al almanaque, pero sólo nosotros tenemos la clave para que lo de siempre, sea diferente y mejor.

«El Señor te bendiga y te proteja, ilumine su rostro sobre ti y te conceda su favor. El Señor se fije en ti y te conceda la paz.» (Nm 6,22-27).

Escrito por