¡Resistiremos y saldremos adelante!

El testimonio de Sor André suena como un canto a la esperanza. Mañana cumple 117 años y ha superado el covid-19. Es francesa y vive desde hace algunos años en una residencia de mayores de hijas de la Caridad. Es miembro de esta congregación religiosa, la más numerosa de la Iglesia, presente en más de 90 países y es, en este momento, la mujer más anciana de Europa y la segunda del mundo, después de la japonesa Tana Taraka (118).

Conserva una memoria limpia y su gloria cotidiana es” poder orar todavía”. Qué duda cabe que su historia es una inyección de esperanza para todos. ¡Felicidades!

Escrito por