S. Juan Mª Vianney

En estos tiempos en los que se valora prioritariamente la imagen, el curriculum académico o la carrera, historias como la del Santo Cura de Ars refrescan el alma y aportan esperanza. San Juan María Vianney con su carga profética, nos indica el camino que lleva a Dios. Este camino pasa por los gestos más sencillos y simples de la fe, esos gestos que se viven en confesonario y en el altar y que abundan en la vida del patrono de los párrocos.

Nació en Dardilly el año 1786 y, con mucha dificultad y mucha constancia, ayudado por el Abbé Charles Balley, fue ordenado sacerdote. Después de un período corto como vicario de su mentor, fue destinado como párroco a la aldea de Ars y allí permaneció durante 40 años. A través de la catequesis y de la caridad, su vida sencilla se transformó en un himno a Dios y muchos encontraron en él a un guía y padre en su aventura cristiana. Murió en el año 1859 y fue canonizado en 1925.

Escrito por