Palabra para el martes de la semana XIV del T.Ordinario

Con su plata y su oro se hicieron ídolos
para su perdición.

No pueden servir a Dios y al dinero (Lc 16.13)

Escrito por