Negaciones de San Pedro

¿Quien ha reparado alguna vez en este lienzo que custodiamos en nuestra parroquia? Cuelga de una de las paredes del fondo de la Iglesia. Es un ejemplo singular del claroscuro y gracias a la fotografía profesional de alta calidad, firmada por Roberto de Armas, podemos descubrir la riqueza de este cuadro, a menudo ignorado o simplemente, imposible de apreciar desde una mirada lejana e impaciente.

Este lienzo, realmente impactante, testimonio de la valiosa colección de pintura flamenca que encontramos en las islas, está, junto a otros lienzos de gran valor artístico o sentimental, expuesto en nuestra parroquia, pero estuvo a punto de desaparecer por el abandono y deterioro de los años. De hecho había sido retirado de la Iglesia por impresentable, guardándose en unos de sus almacenes. En 1970 fue restaurado en los talleres de la Casa de Colón por Julio José y Pilar Leal. Y, desde entonces, volvió al templo. Años más tarde, con motivo de la magna exposición “La huella y la senda” realizada en la Catedral ya entrado el siglo XXI, se restauró de nuevo y se situó donde podemos contemplarlo actualmente.

Refiriéndose a este magnífico cuadro, ha escrito Margarita Rodríguez González, en su inédita tesis doctoral , que “el tenebrismo encontró un limitado eco en Canarias, de modo que una de las pinturas más significativas que se posee, “Las Negaciones de San Pedro”, de la Iglesia de San Francisco de Las Palmas, no influyó de modo sustancial, aunque ello no impidió a Quintana copiarla para la parroquia matriz de su villa natal, la Orotava” . El lienzo mide 171 x 230 y se atribuye a Gerard van Honthorst.

Actualmente está en marcha un trabajo digno de ser resaltado: Don Matías Díaz Padrón, uno de los especialistas de pintura flamenca, reconocido internacionalmente, encabeza junto a Dña. Marta Pérez de Guzmán con la documentación gráfica de de Don Roberto de Armas, un inventario actualizado de Arte Flamenco en las islas de Tenerife y Gran Canaria.

A lo largo de más de dos meses se ha elaborado un estudio minucioso de las obras flamencas dispersas en estas islas, realizando un trabajo científico riguroso y aportando la técnica más innovadora. Sin duda, una ventana abierta a la historia, a los valores, sentimientos y emociones de una época que nos da las claves para entender quiénes somos. Un estudio que continuará en una segunda fase en el resto de las islas

Escrito por