La Virgen con el ojo en tinta

Esta extraña pintura de María se conserva en el santuario dedicado a la Virgen de la Gracia en la región italiana de Lecce. Muchas fueron, sin duda, las pruebas que la Virgen tuvo que experimentar a su paso por la tierra. Una carga de dolor y angustia que ha quedado reflejado en la piedad y en el arte cristiano. Una de esas muestras es el rostro de esta Madonna del “ ojo en tinta”, para ser más precisos, del ojo derecho.

A decir verdad, no fue la opción de un artista la que la reflejó con esta característica, sino más bien la rabia de un empedernido jugador de azar que, en el año 1586, después de su enésima bancarrota, se refugió, borracho, en la capilla de la Virgen y lanzó una pedrada contra el cuadro, dañándolo de esta forma. Hoy este cuadro le da visibilidad a tanta violencia invisible ejercida sobre las mujeres. No es extraño por ello, que en estos días, esta imagen de la “Virgen con el ojo negro” haya sido uno de los rostros de la Jornada contra la violencia ejercida sobre las mujeres y que, hoy, víspera del aniversario de la declaración de los Derechos Humanos traemos a nuestra página.

Escrito por